Now Playing Tracks

Some periods of our growth are so confusing that we don’t even recognize that growth is happening. We may feel hostile or angry or weepy and hysterical, or we may feel depressed. It would never occur to us, unless we stumbled on a book or a person who explained to us, that we were in fact in the process of change, of actually becoming larger, spiritually, than we were before. Whenever we grow, we tend to feel it, as a young seed must feel the weight and inertia of the earth as it seeks to break out of its shell on its way to becoming a plant. Often the feeling is anything but pleasant. But what is most unpleasant is the not knowing what is happening. Those long periods when something inside ourselves seems to be waiting, holding its breath, unsure about what the next step should be, eventually become the periods we wait for, for it is in those periods that we realize that we are being prepared for the next phase of our life and that, in all probability, a new level of the personality is about to be revealed.
Alice Walker (Living By The Word)

(Source: iamcharliesangel)

gallifreyanconsultingdetective:

dianeraeb:

siriuus:

do action movies know they can have more than one female character

Someone should make an action movie with all girls except for one guy and have no explanation or mention of it in the movie and then pay all of the actors to act surprised like they’d never noticed when they get the inevitable storm of questions. 

This one male must have a shower scene, be saved by the protagonist at least once, and fall in love with a lead female.

historiascienciacionales:

La edad a la que aprendemos un segundo idioma sí importa

Esta nota fue publicada originalmente el 29 de agosto de 2013

/ Está bien documentado que es más sencillo aprender un segundo lenguaje durante la niñez. Sin embargo, la edad y las habilidades que se tienen cuando esto sucede repercute en la estructura cerebral. Un estudio realizado en conjunto por el Montreal Neurological Institute de la Universidad McGill y la Universidad de Oxford demostró que, sin importar si aprendemos uno o dos lenguajes desde que nacemos, el patrón de desarrollo del cerebro es similar. La diferencia viene cuando se aprende un segundo lenguaje una vez que se domina el nativo –ya que esto modifica la estructura cerebral, específicamente en la parte inferior de la corteza frontal.

Utilizando un software diseñado por ellos, los investigadores de este estudio examinaron imágenes por resonancia magnética de 88 personas que viven en Montreal: 66 bilingües y 22 monolingües. Algunas de las personas que hablaban dos idiomas los habían aprendido de manera simultánea de los 0 a 3 años, mientras que otros aprendieron el segundo idioma después de tener un buen manejo de la lengua materna, esto es, durante la niñez temprana (4-7 años) o tardía (8-13 años). Las personas con un segundo lenguaje aprendido tenían un engrosamiento de la parte izquierda inferior de la corteza frontal, mientras que la derecha inferior de la misma corteza se volvió más delgada. La corteza es una masa conformada por múltiples capas que juega un papel central en las funciones cognitivas como el pensamiento, el lenguaje, la conciencia y la memoria. 

El estudio sugiere que la adquisición de un segundo lenguaje en la infancia tardía estimula el crecimiento neuronal y la formación de nuevas conexiones entre éstas de una forma similar a como se ha visto en las personas que tienen la habilidad de hacer malabares, por ejemplo. Por tanto, los autores especulan que la dificultad que algunas personas enfrentan para aprender un nuevo idioma a lo largo de su vida puede ser explicado a nivel estructural.

Esto demuestra que los años que se tengan al momento de aprender un idioma es crucial para que se establezca una estructura cerebral necesaria para aprender otros más. Además, la adquisición simultánea de dos idiomas no tiene efectos adicionales en el desarrollo del cerebro.

______________

Fuentes:

Artículo originalNota de la Universidad de McGillNota de ScienceDaily

Imagen tomada de este sitio.

To Tumblr, Love Pixel Union